SEAMOS BONDADOSOS

devocional diario 2

Efesios 4.32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Al domingo siguiente el pastor no podía creer lo que estaba viendo, porque durante el primer canto de la iglesia entró aquel hombre que lo había echado de su casa, el día que había ayudado a su hija, pues ella se había caído con la bicicleta en la semana anterior. El pastor la había llevado a su casa en su carro después de ese accidente. El padre era un hombre rudo y no le gustaban los predicadores.

Ese hombre se sentó en la última banca de la iglesia y después del último canto salió en silencio.

Al domingo siguiente volvió a suceder lo mismo, pero esta vez el hombre pasó al frente, al hacer el pastor el llamado. Fue un momento emocionante y muchos que lo conocían en la iglesia, lloraron.

Movido por la curiosidad el pastor le preguntó, ¿Cuál de los dos sermones lo había tocado el corazón?. No quiero ofenderlo, pero no fue ninguno de los dos sermones. ¿Entonces qué? preguntó el pastor. El pastor nunca olvidó la respuesta: Usted fue bondadoso con mi hija cuando ella se calló en la calle. Eso fue lo que me llamó la atención. Usted fue muy amable.

Se dice que la mejor predica de una persona es su testimonio, es lo que hacemos por la gente, es el amor que se demuestra al necesitado.